Print


Horario de Visitas del Museo del Esparto:


Laborables: 17:30 h. a 20:30 h.

Sábado, domingos y festivos: de 10:30 h. a 13:30 h.

Para concertar una visita, puede llamar al 968 76 74 15 (en el horario de apertura del Museo).

    

 

 

El Museo del Esparto de Cieza abrió sus puertas el 31 de diciembre del año 2000, cuando expiraba el siglo que vio nacer, alcanzar su plenitud y más tarde decaer hasta casi desaparecer, una industria, la del esparto, que llegó a convertirse en la seña de identidad del pueblo de Cieza. Su creación fue fruto de una iniciativa popular coordinada por la asociación “Club Atalaya- Ateneo de la Villa”, y para ello se contó con la imprescindible contribución de vecinos que cedieron y siguen cediendo desinteresadamente al museo útiles, herramientas, maquinaria, enseres, viejas fotografías y otros documentos de interés.

Este museo, que anhela poner freno al exterminio de los últimos vestigios de la cultura del esparto, nos ofrece un recorrido elemental por los principales procesos de transformación industrial de esta planta y sus trabajos: el arranque en el monte y su secado en las tendías, el cocío en las balsas, el picao en los mazos, el rastrillao para extraer la fibra y a partir de ella  fabricar diversas clases de cordeles mediante el hilao con rueda o motores; así como los distintos trenzados manuales (capachos, lías, pleitas...) que permitían la elaboración de una rica variedad de enseres de esparto.

 Al tratarse de un museo vivo, todo el interés esta puesto en que el público visitante pueda revivir la antigua actividad espartera de forma directa. Desde observar la propia atocha o planta de esparto, pasando por contemplar los utensilios y herramientas empleados en los diversos trabajos, los enseres variados de uso doméstico y agrícola (capazos, cestos, aguaderas, alfombras, esparteñas...), hasta  ver en funcionamiento la maquinaria recuperada de la antigua industria espartera (máquinas de hilar con motores, máquinas de corchar maromas, máquinas trenzadoras, maquinillas de hacer estropajo o máquinas rastrilladoras), y presenciar demostraciones de hilao con rueda, realizadas a la vieja usanza por antiguos esparteros hilaores. Todo ello ilustrado con su correspondiente documentación impresa y fotográfica.

Y es precisamente esta singularidad –la de ser un museo vivo- la que confiere a este Museo del Esparto un carácter único y excepcional, y constituye uno de sus mayores atractivos. Son ya miles las personas que lo han visitado, tanto aquellas que vivieron esa época como otras pertenecientes a generaciones más jóvenes. A todas ellas les embarga la misma emoción al ver cómo recobran vida oficios antiguos que constituyeron la base de la economía ciezana. 

Entre los años 40 y 50 del pasado siglo, Cieza llegó a ser el primer centro manufacturero de España en la producción de hilatura y cordelería. El hundimiento de la industria espartera a partir de años 60 provocó no sólo una crisis económica de graves consecuencias, sino también un sentimiento de fracaso y de rechazo, que aún no ha sido superado. En muchos casos, se ha hecho escombros de aquellos días del esparto y arrojado a la chatarra sus recuerdos.

Sin embargo, gracias a la labor entusiasta de un grupo de ciezanos, podemos contar hoy en Cieza con un Museo que ha empezado a trenzar la lía  de la recuperación de nuestra memoria histórica, urdiendo este anhelado proyecto en desagravio de los olvidados: los obreros y obreras del esparto.

 

 

 

Banda de mazos. "Picaoras" picando esparto. Foto de principio de siglo XX. 

 

Rueda de hilar al fondo. Niño "menaor" dándole a la rueda e "hilaores" hilando en la foto de la izquierda. Foto años 50.

 

Enseres de esparto al fondo.

 

 

 Vista de la primera planta del museo. Artesanía de esparto.

 

Si quieres ver el reportaje emitido por TVE en el programa ESPAÑA DIRECTO, cliquea aquí

https://drive.google.com/…/0...B5GiZZMqx3fyUVYzemV6d0htX…/view…